Menu

La guía del alemán básico: tus primeros pasos

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los principales aspectos del alemán básico aquí tratados

Ha llegado el momento: te has armado de valor y un buen diccionario por delante y te has animado a aprender el alemán básico (y ya luego si eso continuar con el más avanzado). Y no vamos a impedírtelo, pues cada vez hay más motivos por los cuales estudiar el idioma alemán: 180 millones de hablantes; la lengua más hablada en Europa (sí, por encima del inglés); tercer idioma más demandado por las empresas (en un 7,3% de las ofertas de empleo se pide)…

Ahora bien, ¿cómo aprender alemán? ¿Por dónde empezar? ¿Es en realidad éste un idioma difícil? ¿A qué saben las nubes? A todas estas preguntas menos a la última (tales cuestiones se escapan a nuestros conocimientos) vamos a dar respuesta en este artículo. ¿Cómo? Dándote las directrices más básicas por las cuales has de empezar. Los primeros pasos que habrás de dar en la lengua germana, vamos. Una guía detallada para iniciarte en el estudio de este idioma y animarte a hacer un curso de hecho y derecho con el cual llegar a dominar el alemán.

Eso sí, en este sentido hemos de advertirte que no somos una academia de idiomas y que no tenemos cursos propios (¡funesta casualidad!). Pero antes de que cunda el pánico hemos de decirte que sí contamos con un buscador de cursos de alemán para ayudarte a dar con el mejor, más barato, mejor valorado por antiguos alumnos y/o cercano a tu casa. Te lo dejamos justo a continuación (haciendo click en ‘Ver más cursos similares’), y esperamos que de verdad te sea de gran ayuda ;)

Curso recomendado
Ver más cursos similares
ALEMÁN PROFESIONAL CON NATIVOS BONIFICABLE
ALEMÁN PROFESIONAL CON NATIVOS BONIFICABLE
Excelente (6 opiniones)
¡Bien! Responde en 24 h.
  • alemán
  • Madrid
  • Para empresas
desde 25 €
infórmate

Cómo presentarte en alemán

Empecemos por el alemán más sencillo y más básico: las presentaciones. Al fin y al cabo antes de iniciar una conversación con un desconocido saludas y dices tu nombre, ¿no? Pues nuestros vecinos bávaros también. Y en este sentido iniciar el diálogo con un ‘Guten Morgen’/‘Guten Tag’ (‘Buenos días’), ‘Guten Abend’ (‘Buenas tardes’) o ‘Guten Abend’/‘Gute Nacht’ (‘Buenas noches’) no estaría de más. Al igual que finalizar el intercambio de ideas con un sencillo ‘Tschüss’ (más informal) o ‘Auf Wiedersehen’. Ambos ‘Adiós’.

¿Y para presentarte? Bien; para ello podrías hacer uso de ‘Mein Name ist…’ (‘Mi nombre es…’) o ‘Ich heiße…’ (‘Me llamo…’). Sin embargo, lo que se suele llevar allá por Alemania es el simple ‘Ich bin…’ (‘Yo soy…’). El cual por cierto también se utiliza para señalar la profesión, la nacionalidad y la edad.

Estos son sólo algunos ejemplos de expresiones básicas del alemán. Poco a poco irás aprendiendo más que te permitirán desenvolverte en otro tipo de entornos. Por ejemplo, en “Frases en alemán imprescindibles” encontrarás una serie de frases en alemán traducidas al español que te ayudarán también a preguntar o mostrarte cortés. ¡Despacito pero sin pausa irás aprendiendo otras nuevas!

Vamos allá con el abecedario en alemán

¡Estás de enhorabuena! El alfabeto alemán es prácticamente idéntico a nuestro alfabeto latino moderno. Eso sí, cuenta con algunas notables diferencias que deberás tener en cuenta. Para empezar, y al igual que pasa con el inglés, despídete de los acentos (excepto palabras de origen extranjero como ‘Nestlé’, ‘Chloé’…) y dale la bienvenida a una nueva letra: la ‘ß’ (también llamada ‘Eszett’ o ‘Sharfes S’); que ya te adelantamos se pronuncia como una ‘s’ alargada. Por otra parte, las vocales ‘a’, ‘o’, ‘u’ pueden llevar diéresis (las llamadas vocales ‘umlaut’) cambiando por completo su pronunciación. Pero de ello ya hablaremos más adelante en el párrafo pertinente :)

Por ahora baste con el siguiente vídeo donde podrás ver cómo se pronuncian todas y cada una de las letras del alfabeto alemán:

>



Un poco de alemán básico: vocabulario inicial

Antes de adentrarnos en cuestiones “más complejas”, nunca está de más el aprender unas cuantas palabras básicas en alemán. Éstas nos servirán para seguir adentrándonos en el idioma germano mediante una serie de vocabulario sencillo a la par que útil. ¿O es que acaso crees que los alemanes no utilizan los números a diario?

  • Números: ‘eins’ (uno), ‘zwei’ (dos), ‘drei’ (tres), ‘vier’ (cuatro), ‘fünf’ (cinco), ‘sechs’ (seis), ‘sieben’ (siete); ‘acht’ (ocho), ‘neun’ (nueve), ‘zehn’ (diez).
  • Colores: ‘gelb’ (amarillo), ‘blau’ (azul), ‘weiß’ (blanco), ‘schwarz’ (negro), ‘rot’ (rojo), ‘grün’ (verde), ‘grau’ (gris), ‘braun’ (marrón), ‘violett’ (morado), ‘orange’ (naranja), ‘rosa’ (rosa; ¡quién lo diría!).
  • Días y meses: ‘Montag’ (lunes), ‘Dienstag’ (martes), ‘Mittwoch’ (miércoles), ‘Donnerstag’ (jueves), ‘Freitag’ (viernes), ‘Samstag’ (sábado), ‘Sonntag’ (domingo).
    ‘Januar’ (enero), ‘Februar’ (febrero), ‘März’ (marzo), ‘April’ (abril), ‘Mai’ (mayo), ‘Juni’ (junio), ‘Juli’ (julio), ‘August’ (agosto), ‘September’ (septiembre), ‘Oktober’ (octubre), ‘November’ (noviembre), ‘Dezember’ (diciembre).

Como ves, nada muy difícil. Y es que si venías de haber aprendido el idioma inglés, te habrás dado cuenta de que el alemán cuenta con palabras muy similares. Ambas lenguas comparten la misma raíz, ¡lo cual te facilitará y mucho su aprendizaje!

De todos modos, te aconsejamos no quedarte aquí. Al fin y al cabo no es lo mismo decir “Tu coche es rojo” a “¡Me encanta el tono granate de tu nuevo coche, colega!”. Conviene que poco a poco, día a día (sin prisa pero sin pausa) aprendas nuevo vocabulario y vayas incorporando éste a tus conversaciones. Eso sí, ¡prohibido aprenderlo como un loro! De nada te servirá memorizar ingentes cantidades de nuevas palabras así a lo loco. ¿Cómo entonces? Pues por ejemplo siguiendo alguno de estos 7 trucos para aprender vocabulario en alemán ;)

Le toca turno a los pronombres en alemán

Bien, ya sabes unas pocas palabrejas y eso está muy bien para adentrarte en la gramática alemana. Sin embargo, conviene que demos un paso más allá. ¡Entren en escena pues los pronombres en alemán (o más concretamente los pronombres personales en nominativo)!:

  • Primera persona del singular: ‘ich’ – ‘yo’.
  • Segunda persona del singular: ‘du’ – ‘tú’.
  • Tercera persona del singular: ‘er’ – ‘él’ / ‘sie’ – ‘ella’ / ‘es’ – ‘ello’ (sí, existe un pronombre neutro).
  • Primera persona del plural: ‘wir’ – ‘nosotros’.
  • Segunda persona del plural: ‘ihr’ – ‘vosotros’.
  • Tercera persona del plural: ‘sie’ – ‘ellos’ / ‘Sie’ – ‘usted/es’ (este ‘Sie’ siempre en mayúscula).

Fácil, ¿no? Pues bien, ahora te recomendamos el incluirlos en tus textos y conversaciones en alemán. Ya que no hay nada mejor que poner en práctica lo aprendido para afianzar conocimientos. Una vez los domines, recuerda que también hay pronombres posesivos, reflexivos, demostrativos, etc. que aprender. Pero repetimos: ¡sin prisa pero sin pausa!

Los sustantivos y géneros en alemán

Vamos allá con uno de los aspectos del alemán que más se nos suele resistir a los hispanohablantes: la presencia de 3 géneros distintos en el idioma bávaro.

Así es querido lector/a, el alemán cuenta con 3 géneros bien diferenciados: masculino, femenino y neutro (que se corresponden con los artículos definidos ‘der’, ‘die’ y ‘das’). Y el principal problema es que dichos géneros no tienen por qué corresponderse con los del idioma castellano (Ej: ‘El coche’ – ‘Das Auto’); lo cual suele conllevar tirones de pelo y algún que otro cabezazo contra la pared.

¡Pero no hay motivo para el pánico! Si bien no existe una norma que determine qué tipos de palabras tienen uno u otro género; sí hay unos cuantos trucos para aprender a distinguir los géneros en alemán. De todos modos, el mejor consejo que podemos darte es el aprender los sustantivos del alemán con su correspondiente género. Siempre.

Y hablando de sustantivos, un par de aspectos a tener en cuenta sobre ellos:

  • Todos los sustantivos en alemán se escriben con mayúscula. Y todos es todos. Ej: ‘Das Haus’ – ‘La casa’.
  • La formación del plural en alemán digamos que es… un poco más complicada que la del español. Al fin y al cabo, en castellano los plurales se forman con ‘-s’ o ‘-es’. Mientras que en alemán podemos encontrarnos ‘-e’, ‘-en’, ‘-n’, ‘-er’, ‘-s’, etc. De nuevo te aconsejamos el aprender vocabulario en alemán junto con su género y plural.

Los verbos en alemán

¡Hora de tomarnos un respiro! La conjugación de los verbos en alemán tiene fama de fácil, y con razón. Para que puedas hacerte una idea (y salvando las diferencias), se parece bastante a la conjugación de los verbos en inglés. Lejos está por lo tanto de la conjugación de verbos “a la española” (que trae de cabeza a más de un extranjero que quiere aprender nuestro idioma).

Pero como una imagen vale más que mil palabras, quizás seamos más convincentes con un vídeo de por medio. ¡Vamos allá con él!:

>



Las temidas declinaciones del alemán

Llegamos al que quizás sea el tema más “espinoso” de la lengua germana. Y con razón; pues a diferencia del castellano, en el alemán se declinan los pronombres, los adjetivos, los artículos y los nombres (¡!). ¿Y cuántas declinaciones hay? Pues nada más y nada menos que cuatro: acusativo, genitivo, dativo y nominativo.

Tal vez sea éste el aspecto de la gramática alemana que más se nos complica a todos cuando empezamos con esta lengua. Sin embargo, no hay por qué temerlo tanto. Cierto es que no queda otra que aprenderlo, pero con una práctica regular acabarás dominándolo. ¿Nuestro consejo? Que durante la primera etapa de aprendizaje evites estas declinaciones y te centres en otros aspectos del alemán más sencillos.

¡Cuidado con los errores más comunes del alemán!

El orden de las palabras dentro de la oración, las preposiciones, las puntuaciones y contracciones, las ‘Umlauts’… Son bastantes los errores que cometemos los hispanohablantes al empezar a aprender este idioma. Lo cual por cierto no tiene nada de malo; ¡nadie nace sabiendo!

Pero sí es verdad que conviene comenzar a pulir estos fallos cuanto antes; para que estos no se acaben convirtiendo en rutinas y nos cueste más despegarnos de ellos que un berlinés de su cerveza. En “Los errores más comunes del alemán” recopilamos los principales, y el cómo ponerles solución. Te recomendamos echarles un vistazo en profundidad para así evitar caer en estos fallos tan habituales ;)

La no tan temida pronunciación del alemán

Muchos estudiantes, cuando comienzan a aprender este idioma, piensan que la pronunciación germana es poco menos que el infierno en la tierra. Un tsunami de ‘K’, cosas acabadas en ‘-einen’ y voces a gritos que bien pueden varar ballenas en la playa. Pero nada más alejado de la realidad. Porque lo cierto es que la pronunciación alemana es bastante sencilla (y desde luego no tan ruidosa como nos la presentan en las películas).

La razón de ello es que el alemán, al igual que el español, se lee (o pronuncia) como se escribe. Particularidad con la que no cuentan muchos idiomas. De todos modos, también es verdad que hay que prestar atención a una serie de particularidades. Veamos algunas de ellas:

  • La letra ‘ß’ suena como una ‘s’, con la diferencia que la vocal anterior siempre va a ser una vocal larga. Ej: ‘Fuβ’ – ‘Fuus’.
  • Las vocales en alemán se pronuncian exactamente igual que en español. A no ser que las vocales tengan diéresis (‘Umlaut’), en cuyo caso: la ‘ä’ suena a medio camino entre la ‘a’ y la ‘e’ castellanas; la ‘ö’ a una mezcla entre ‘o’ y ‘e’; y la ‘ü’ se vocaliza poniendo la boca en forma de ‘u’ pero pronunciando una débil ‘i’.
  • La letra ‘h’ suena habitualmente como una “j aspirada”.
  • La primera sílaba de las palabras germanas es la que suele acentuarse siempre. Sin embargo, hay una serie de excepciones a tener en cuenta. Podrás ver todas ellas, así como otras normas de la vocalización de este idioma, en “Los 10 mandamientos de la pronunciación del alemán”.

PD: antes de terminar, y de cara a ayudarte en tus primeros pasos con esta lengua, nos gustaría dejarte con el siguiente vídeo sacado de youtube. Un diálogo en alemán para aprender un par de aspectos básicos del idioma y poder comprobar que, efectivamente, se pronuncia tal cual se escribe.

>






Esperamos muy sinceramente que esta guía te sea de gran ayuda en tus comienzos con el alemán. De todos modos, si nos tuviéramos que quedar con sólo uno de los muchos puntos de los que aquí te hemos hablado, sería con éste: aprende despacio pero sin pausa. ¡No hay prisa ninguna! Ve poco a poco, sin cansarte del idioma, aprendiendo mientras te diviertes. No hay mejor forma para aprender un idioma que ésa. De optar por una academia de alemán como las que podrás encontrar a través del siguiente buscador, asegúrate de que así sea :)

Buscador de cursos de alemán



Una vez sepas el alemán básico podrás ir a por aspectos más avanzados

The following two tabs change content below.

Alex Navarro

Redactor de toda la vida del señor. Apasionado de las letras, la buena música, el celuloide y el mundo de los idiomas. Con una pluma en la mano antes que con una espada.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Categorías:Consejos
Tags:

    2 comentarios

  1. carlos
    3 de septiembre de 2018 - 17:36

    Excelente recurso para el aprendizaje del idioma Alemán, es muy importante mantener la constacia para obtener el recurso y asi crecer la enseñanza…les deseo el mayor de los exitos …..Felicitaciones

    • Alex Navarro
      4 de septiembre de 2018 - 9:35

      ¡Mil gracias por tu comentario y palabras de ánimo Carlos! Trataremos de seguir mejorando tanto el blog como el buscador de cursos de idiomas para intentar seguir difundiendo el apasionante mundo de las lenguas :)

Dejar un comentario

Ten en cuenta que debido al proceso de moderación de comentarios, tu comentario podría tardar en aparecer.

Publicidad

SHEFFIELD CENTRE

¿Quieres aprender idiomas?

  • En España
  • En el extranjero

Encuentra tu curso de idiomas

Estudia o trabaja en el extranjero