Menu

El desafío del plural en alemán: lo que necesitas saber para evitar errores

aleman

Hoy te traigo un tema que te va a encantar: el plural de los sustantivos en alemán. ¿Te suena a chino? Pues no te preocupes, porque en este artículo te lo voy a explicar todo paso a paso. ¡Te prometo que el plural en alemán no es tan fiero como lo pintan!

En la aventura de aprender un nuevo idioma, nos encontramos con desafíos a cada paso. Y en el idioma alemán, una de las mayores dificultades es la formación del plural de los sustantivos. A diferencia del español, el alemán no tiene una regla general para formar plurales, sino que presenta varias formas y excepciones.

Desglosaremos estas reglas y excepciones para ayudarte a navegar por las complejidades del plural en alemán. Así que, prepárate para un viaje lingüístico lleno de descubrimientos interesantes. ¡Vamos a por ello!

Curso recomendado
Ver más cursos similares
ALEMÁN PARA JÓVENES Y ADULTOS
ALEMÁN PARA JÓVENES Y ADULTOS
Muy bueno (1 opinión)
¡Bien! Responde en 24 h.
  • alemán
  • Presencial
Precio a consultar
infórmate

Comenzando con los conceptos básicos

Antes de sumergirnos en las especificidades, es importante entender algunos conceptos básicos. En alemán, los sustantivos siempre comienzan con una letra mayúscula, independientemente de su posición en la oración. Al igual que en español, los sustantivos en alemán tienen una forma singular y una plural. Sin embargo, la formación del plural en alemán es un poco más complicada que en español.

Formas del plural en alemán

aprende los plurales en alemán

La formación del plural en alemán puede realizarse de varias maneras. Algunos sustantivos añaden una «e» o una «n» al final, otros cambian una vocal por una diéresis (ä, ö, ü), y otros no cambian en absoluto. Veamos algunas de estas formas.

Plurales que terminan en «-e»

Este es un caso común para muchos sustantivos masculinos y neutros. Por ejemplo, der Tag (el día) se convierte en die Tage (los días). También es importante notar que algunos sustantivos masculinos cambian una vocal por una diéresis en el plural, como der Ball (la pelota) que se convierte en die Bälle (las pelotas).

Plurales que terminan en «-(e)n»

Esta forma es común en la mayoría de los sustantivos femeninos, como die Frau (la mujer) que se convierte en die Frauen (las mujeres). Además, todos los sustantivos masculinos terminan en «-n» en plural. Por ejemplo, der Junge (el niño) se convierte en die Jungen (los niños).

Plurales que terminan en «-er»

Esta forma es común en la mayoría de los sustantivos neutros y algunos masculinos. Por ejemplo, das Bild (la imagen) se convierte en die Bilder (las imágenes). En muchos de estos casos, la vocal se cambia por una diéresis en el plural.

Plurales que terminan en «-s»

Esta forma se utiliza principalmente en sustantivos que terminan en «-a», «-i» o «-o», y en palabras extranjeras. Por ejemplo, das Foto (la foto) se convierte en die Fotos (las fotos).

Excepciones y casos especiales

Como en cualquier regla, hay excepciones. En alemán, hay sustantivos que no tienen forma plural. Estos suelen ser conceptos abstractos, nombres colectivos, infinitivos sustantivados, sustancias incontables y medidas.

Además, hay sustantivos que tienen dos formas plurales. Estos suelen ser sustantivos polisémicos (con varios significados) y homónimos (con la misma forma pero diferentes géneros y significados).

En las palabras compuestas, la última palabra del compuesto es la que cambia en plural. Por ejemplo, die Fahrschule (la autoescuela) se convierte en die Fahrschulen (las autoescuelas).

Hay algunos sustantivos que solo se usan en plural porque designan cosas que tienen dos partes o que se usan en conjunto. Ejemplos: die Eltern (los padres), die Scheren (las tijeras), die Ferien (las vacaciones).

Hay algunos sustantivos que cambian de significado según si se usan en singular o en plural. Ejemplos: der Band (el tomo), die Bänder (las cintas); das Wort (la palabra), die Wörter (las palabras sueltas), die Worte (las palabras con sentido).

Hay algunos sustantivos que tienen dos formas de plural posibles, con diferente terminación o con o sin diéresis. Ejemplos:

  • der Balkon: die Balkone – die Balkons.
  • der Käfig – die Käfige – die Käfigs.
  • das Fenster – die Fenster – die Fenster.

Hay algunos sustantivos que tienen dos géneros posibles, y por lo tanto dos formas de plural diferentes. Ejemplos:

  • der/das Joghurt: die Joghurts – die Joghurte
  • der/das Keks – die Kekse – die Kekse.

Errores más comunes que se cometen al hacer el plural en alemán

errores que se cometen al hacer el plural en alemán

Uno de los errores más típicos es confundir el género de los sustantivos, ya que en alemán no siempre es el mismo que en español. Por ejemplo, la mesa es masculina (der Tisch), y la lámpara es femenina (die Lampe) ¡Qué lío! Para no equivocarnos, lo mejor es aprender el artículo junto con el sustantivo, y así sabremos también cómo hacer el plural. Por ejemplo:

  • der Tisch – die Tische
  • die Lampe – die Lampen
  • das Mädchen – die Mädchen

Otro error muy común es olvidar poner la diéresis en las vocales que la requieren. Algunos sustantivos cambian la vocal por una con diéresis cuando se hacen plurales. Por ejemplo, el pie es der Fuß, pero los pies son die Füße. La casa es das Haus, pero las casas son die Häuser. Para no olvidarnos de la diéresis, tenemos que fijarnos bien en cómo se escribe y se pronuncia cada palabra, y practicar mucho con ejemplos y ejercicios.

Un tercer error muy frecuente es usar la terminación incorrecta o no usar ninguna. En alemán hay varias maneras de formar el plural, y no siempre son fáciles de recordar. Algunos sustantivos añaden -n/-en, otros -e, otros -r/-er, otros -s y otros no cambian nada. Por ejemplo, la silla es der Stuhl, pero las sillas son die Stühle. La flor es die Blume, pero las flores son die Blumen. Para no equivocarnos con la terminación, tenemos que aprender las reglas generales y las excepciones, y consultar un diccionario cuando tengamos dudas.

Formar el plural en alemán puede parecer complicado al principio, pero con práctica y paciencia se puede dominar. Recuerda que hay reglas para guiarte, pero también hay excepciones. Lo más importante es estudiar y practicar regularmente para familiarizarte con las formas plurales.

¡Espero que este artículo te haya sido útil en tu viaje de aprendizaje del alemán! Recuerda que, como un amigo sabio, estamos aquí para ayudarte a explorar este fascinante idioma.

Y, si necesitas una mano extra, recuerda que siempre podrás encontrar los mejores cursos de alemán en nuestro práctico buscador.

Buscador de cursos. Encuentra el curso que necesitas de:
Confía en Infoidiomas. Somos el buscador líder de cursos y formación en idiomas.

¡Hasta la próxima! 😀

Categorías:Consejos
Tags:

Dejar un comentario

Ten en cuenta que debido al proceso de moderación de comentarios, tu comentario podría tardar en aparecer.

Publicidad

SHEFFIELD CENTRE

¿Quieres aprender idiomas?

  • En España
  • En el extranjero

Encuentra tu curso de idiomas

Estudia o trabaja en el extranjero

Publicidad

Centro Cultural de Idiomas