Menu

Cómo aprender francés autodidacta

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Toma nota de estas recursos para aprender frances desde casa

Venga va, te has animado. De hoy no pasa. Hoy es el día que en el que de una vez por todas vas a aprender francés autodidacta. Llevabas ya con el runrún un cierto tiempo y quieres lanzarte de cabeza a la piscina de una maldita vez.

Ahora sólo falta que en esa piscina haya algo de agua. Y para eso estamos aquí, para echarte una mano

Sea porque quieres empezar a darle al idioma convecino, sea porque quieres continuar con el aprendizaje del francés desde casa, es conveniente tener un plan de ruta. Una estrategia que te ayude a aprender francés eficazmente y que te mantenga siempre animado. Porque, como veremos a lo largo del artículo; tus principales enemigos en esta particular aventura serán el desánimo y la pereza. ¡Pues voto a bríos que gracias a este artículo podrás derrotarlos!

No nos enrollemos más; monta espuelas, ten a mano un buen croissant (se pronuncia ‘krua·Sant’) y toma nota a continuación de los diversos pasos que has de seguir para que el estudio autodidacta del francés no se te resista.

 

Recursos para aprender frances autodidacta

Lo primero de todo: comprueba tu nivel

Si acabas de empezar con el idioma francés la respuesta a “¿Cuál es tu nivel?” es bien fácil. Cero. Largo y azaroso será el camino que te lleve al nivel C2, pero no te preocupes; lejos está el idioma francés de ser una odisea (amén de que los siguientes consejos están pensados para ponértelo un poco más fácil). Pasa al siguiente punto y ahí que empezaremos a darte recomendaciones y recursos

¿Que vuesa merced ya sabe algo de francés pero no sabe qué nivel tiene o hace ya mucho que se puso a estudiar la lengua convecina? Pues tampoco pasa nada: test gratuito de francés al canto y ya nos dirás qué nivel tienes.

OJO; este paso es muy importante, pues de tu nivel dependerá qué manuales has de agenciarte y en qué recursos apoyarte. Porque si partes de un A1 y te pones a leer, así de primeras, al bueno de Julio Verne en francés, lo más seguro es que a los dos días acabes tirando toda tu colección de Astérix y Obélix al río Sena.

 

Aprende francés desde casa

Márcate unos objetivos

Lo decíamos al principio: tus grandes enemigos a la hora de aprender francés desde casa serán la pereza y el desánimo.

En una academia estos dos obstáculos tienen fácil remedio: cuentas con un profesor que guía tu aprendizaje (y que marca objetivos constantes) y con unos compañeros que, aunque sólo sea por mera presión social, te animan a seguir con el estudio del francés.

Pero en casa no. En casa sólo te tendrás a ti mismo.

Has de establecer una meta. ¿Para qué quieres aprender francés? ¿Quieres acaso irte a vivir a Francia? ¿En tu sector laboral este idioma es un requisito imprescindible? ¿Quieres aprenderlo por mero placer? ¿Acaso quieres conocer de una vez Disneyland París?

Con la meta fijada siempre en mente concreta unos objetivos que te permitan alcanzarla. A ser posible a corto, medio y largo plazo. Pongamos un ejemplo.

Quieres aprender francés porque sabes que le va a venir muy bien a tu currículum (una buena meta):

  • Investigando un poco, verás que la mayoría de empresas que demandan este idioma piden un nivel B2 de francés. Tenlo SIEMRPE presente, pues éste será tu objetivo a largo plazo.
  • Quieres además alcanzar tu meta para finales de este mismo año (teniendo en cuenta que escribimos esto en mayo y en aras de darle veracidad al ejemplo, te quedan para ello 8 meses). Así pues, cada 2 meses, habrás de avanzar tu nivel: A1 – A2 – B1 – B2. Objetivos a medio plazo fijados.
  • Los objetivos a corto plazo deberían ser semanales o prácticamente diarios: aprender 20 palabras en francés cada día, estudiar una lección nueva cada semana, hablar con un nativo francés al menos una vez cada 2 semanas, etc.

Evidentemente, éste es uno de los pasos más difíciles ya que careces de la guía de un profesor. Pero créenos que es muy importante si quieres que tu aprendizaje autodidacta del francés sea realmente eficaz.

Es más, si no te sientes muy seguro respecto a este punto, te recomendamos que durante estos primeros pasos recurras a un profesor de francés. Al menos para afianzar una base a partir de la cual continuar con tu aprendizaje autodidacta. Una base que te ayude a coger soltura con el idioma, establecer una rutina de aprendizaje y no sentirte más perdido que un parisino en Badajoz.

Nosotros no ofrecemos como tal cursos (no somos una academia), pero sí podemos proporcionarte el siguiente buscador de clases de francés (tanto presenciales como online) para que compares entre los diversos programas que ofrecen distintas academias:

Buscador de cursos. Encuentra el curso que necesitas de:
Confía en Infoidiomas. Somos el buscador líder de cursos y formación en idiomas.

 

Manuales para aprender francés

Manuales para aprender francés autodidacta

Por mucho que nos pueda pesar a veces, la teoría (con su correspondiente gramática) es imprescindible para llegar a dominar el idioma francés. No te queda otra; habrás de aprenderla.

Mientras que en una academia estos manuales de gramática ya te vendrán dados, ahora tendrás que hacerte tú con ellos. El cuáles elijas dependerá de tu nivel. Y el cómo vayas aprendiendo una a una las lecciones gramaticales que contienen dependerá de tus objetivos.

En función de ellos, nuestras recomendaciones son:

  • Francés para Dummies. ¡Lecciones prácticas con una escritura de lo más amena al poder! Si acabas de empezar con el idioma y quieres aprender un francés general, esta colección de libros va a venirte de perlas.
  • Manual de gramática francesa: 3.ª Edición. Libro clásico mediante el cual aprender las distintas nociones de la gramática francesa de forma progresiva. En este aspecto, guía muy bien al estudiante primerizo; y permite repasar conceptos a los más avezados.
  • Francés. Método Integral Larousse. Pero si de libros clásicos y fuentes fiables vamos a hablar, no se nos puede olvidar al bueno de Larousse. Un pedazo de manual que contiene todo lo que has de saber sobre la gramática francesa. Un imprescindible para tu biblioteca.
  • Las 500 dudas más frecuentes del francés. ¿Que eres nuevo con el idioma? Pues no sabes la de preguntas que este libro te resolverá. ¿Que ya te has pateado alguna que otra vez las calles de París? Pues no sabes la de correcciones que vas a lograr hacer gracias a él. ¿Es mejor comer ‘du poison’ o ‘du poisson’?
  • Literatura francesa. Porque no sólo con manuales de gramática puedes aprender el idioma. También puedes estudiarlo mientras disfrutas de grandes clásicos de la literatura francesa. Te dejamos en el siguiente artículo los que son (en nuestra opinión) los mejores libros para aprender francés.

PD: simplemente comentar que los títulos aquí recogidos están destinados a un francés general. Si quieres enfocar tu aprendizaje a un sector en concreto (abogacía, medicina, informática…) pregúntanos a través del tablón de comentarios y encantados te echaremos una mano

 

Mejora tu pronunciación con el francés desde casa

¿Qué tal se te da hablar en francés?

De poco servirá que conozcas de memoria todos los aspectos gramaticales de la lengua francesa, si después vas a París y no sabes ni pedir un ‘Café petit noir’. La pronunciación es un aspecto fundamental de cualquier idioma. Y el francés no iba a ser menos.

No se trata sólo de saber cómo se vocalizan cada uno de sus sonidos, sino también de acostumbrar tu oído a ellos y así entender mejor a tu interlocutor francohablante; así como aprender su ritmo característico y que a su vez te entiendan a ti mejor.

Para todo ello, ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Empecemos por lo más básico: métete en la cabeza los 10 mandamientos de la pronunciación francesa. Es un buen comienzo a partir del cual continuar. En los manuales de gramática que comentábamos en el punto anterior también aprenderás más pautas a seguir.
  • Saca brillo a tu suscripción en Netflix y ponte a ver series en francés y películas en francés (con subtítulos en francés, eso sí). Gracias a ellas te acostumbrarás a los sonidos del idioma y comprobarás de primera mano cómo se pronuncian determinadas palabrejas del francés.
  • En este sentido, la música en francés también te será de gran ayuda. Sobre todo de cara a que, poco a poco, entiendas mejor el francés cuando te hablen (al carecer del apoyo visual propio de series y películas, tu oído se entrenará con una mayor rapidez). En el enlace que te hemos dejado justo al principio de este punto podrás ver nuestras recomendaciones de cantantes con los cuales aprender el idioma francés.
  • Escucha podcast y radio en francés. ¿Por qué? Pues más de lo mismo; para acostumbrarte a los sonidos característicos de esta lengua. Con el añadido de que, en emisoras como ‘Radio France Info’, aprenderás vocabulario cotidiano y de actualidad gracias a las noticias nacionales e internacionales que se retransmiten.

Con todo, de cara a dominar la pronunciación francesa, en algún momento no te quedará otra que:

 

Practica tu francés con hablantes nativos

Hablar con un nativo

¡Fuera miedos y vergüenzas! ¿Qué es eso de que te da “cosa” hablar en otro idioma con un extranjero y seguramente desconocido? Nada, nada, si vas a tirarte de cabeza a la piscina más vale que lo hagas bien.

De nuevo, esto es un aspecto ESENCIAL del aprendizaje de cualquier idioma. El mejor método para coger cierta soltura con el francés, poner en práctica lo aprendido y tener a mano una persona que corrija en primicia tus errores.

Un aspecto esencial que tiene fácil solución si vas a una academia: es el profesor esa persona nativa/bilingüe que hablara tooooooodas las clases contigo en francés.

Pero al aprender francés autodidacta no te queda otra que buscarte un nativo por tu cuenta. Pero que no panda el cúnico: gracias al siglo XXI tienes a mano un par de opciones mediante las cuales conseguir tu propio nativo de francés:

  • Redes sociales de idiomas. Sí, hay vida más allá de Facebook e Instagram. Y, por suerte para ti, existen varias redes sociales enfocadas al aprendizaje de idiomas. La gran mayoría de ellas gratuitas y con la posibilidad de ponerte en contacto con hablantes de otros países a través de tu webcam. En el enlace que te hemos dejado podrás ver las más destacadas de ellas
  • Bares de intercambio de idiomas. Para practicar tu francés de forma presencial y con una jarra de cerveza en la mano. ¿Alguien da más?

 

Interioriza el idioma francés desde casa

Integra el idioma francés en tu día a día

Tal y como suena: no hay nada mejor para aprender un idioma que convivir con él las 24 horas del día. Pero como sabemos que eso de irte a vivir a París esté quizás difícil, toma nota de estos consejos:

  • WhatsApp, Facebook, Twitter, Instagram, Netflix… ¿Sabías que todos ellos puedes configurarlos para que te aparezcan en francés? Aplícalo a toda aplicación/web que visites durante tu aprendizaje.
  • ¿Que aún te queda por ver la última temporada de Juego de Tronos? Pues qué mejor que ver qué les ocurre a Drogon y Rhaegal en francés. Consejo aplicable a otras series/películas/libros.
  • Quizás eso de tener un diario personal esté algo ya pasado de moda; pero sea diario o sea una cuenta de Twitter, dedícate a escribir todos los días un poquito en francés. Pon a prueba el vocabulario que has ido aprendiendo.
  • ¿Eres un cocinitas? ¿Por qué no leer y seguir entonces las recetas en francés? Y cuando vaya a hacer la compra, haz la lista de las cosas que quieres pillar también en el idioma en cuestión.
  • Si gustas más del viajar y visitar mil y un monumentos, el coger los flyers de esas atracciones turísticas en francés en lugar de en español también te podría ayudar.
  • Tira de imaginación, leñe; que seguro que se te ocurren otras muchas ideas

 

La diversión como parte del aprendizaje del francés

Bonus Track: pero, sobre todo, diviértete

Da igual que quieras aprender francés por mero placer, para subir escalones de la montaña empresarial, o para hacerte con el dominio del mundo; la diversión es un aspecto fundamental en todo proceso de aprendizaje. Y más en un aprendizaje autodidacta.

¿Te acuerdas de esa pereza y desánimo de los cuales hablábamos al principio del artículo? Permanecen acechantes a la vuelta de cualquier recodo a la espera de que te aburras en una de las lecciones. ¡No puedes permitirles ese triunfo!

Raciona tus clases con mesura, no te des atracones de nuevo vocabulario en francés, combina las clases de gramática con otras más amenas como ponerte a ver ‘Rick & Morty’ en francés. Lo que sea necesario para que el aprendizaje del idioma convecino no se convierta en una tortura.

Diversión + estudio = combinación ganadora

 

Estudiar francés de forma autodidacta

The following two tabs change content below.

Iván Olsen

Redactor a tiempo completo, Community Manager a tiempo parcial, lector empedernido la mayor parte del año, hombre atemporal y Guardián del Misterio. Férreo defensor de los idiomas y de la buena ortografía. Pensamiento del día: la Fuerza es poderosa en los idiomas

Latest posts by Iván Olsen (see all)


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar un comentario

Ten en cuenta que debido al proceso de moderación de comentarios, tu comentario podría tardar en aparecer.

Publicidad

SHEFFIELD CENTRE

Publicidad

¿Quieres aprender idiomas?

  • En España
  • En el extranjero

Encuentra tu curso de idiomas

Estudia o trabaja en el extranjero

Publicidad

Centro Cultural de Idiomas