Menu

Los 9 hábitos ingleses que adoptarás en Reino Unido

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Más de unos de estos habitos ingleses los conservarás a la vuelta

¿Conoces esa situación en la que, tras un largo tiempo en otro país, acabas adoptando sus manías? Ojo, manías, que no costumbres y tradiciones inglesas (que también). Ocurre así sin más: un día te acuestas y a la mañana siguiente te encuentras desayunando bacon y judías dulces. No lo has hecho a propósito, simplemente ha ocurrido. A servidor le pasó eso mismo con ciertos hábitos ingleses a la hora de vivir en Reino Unido. Bueno, a mí y a otras tantas personas (hermana, amigos, compañeros de infoidiomas y un largo etcétera) que han pasado una larga temporada en tierras británicas. Y ése es precisamente el objetivo de este artículo: reunir los hábitos ingleses más comunes que casi seguro aceptarás cuando marches al país del té, los ‘Fish & Chips’ y los huevos fritos para desayunar. Muy útil si tu intención es la de estudiar y vivir en este país ;)

Si conoces algún otro típico hábito inglés no dudes en compartirlo con todos a través del tablón de comentarios

Huelga decir que esta lista se ha redactado en base a experiencias propias y ajenas. No hemos seguido ningún rigor científico y objetivo a la hora de elaborarla; como tampoco tienen ningún rigor los hábitos 100% ‘british’ que a continuación te vamos a comentar. ¡Pero como difícilmente te las contarán en alguna academia o curso de Cambridge alguien tiene que alzar la voz y cantar al viento la verdad desnuda! ¿Quiere decir esto que puede haber otras manías y costumbres inglesas con las que puedes encontrarte? Por supuesto que sí. Y por eso te animamos a que nos las digas a través del tablón de comentarios que encontrarás abajo. Siempre gusta recordar lo bien que nos lo hemos pasado en UK :)

Vamos pues con esos hábitos ingleses que en su día tanto llamaron nuestra atención, nos chocaron y que, finalmente, acabamos adoptando:

Cuidado con algunos de estos habitos ingleses irremediables

Dar la mano

¿Qué es eso de dar dos besos a la hora de saludar? Quita, quita bicho. Allá en la “soleada” Inglaterra no les va eso de los besos, abrazos o mínimasmuestrasdecariño con desconocidos. Así mejor, dando la mano a todo el mundo: a mujeres, a hombres, a niños, a abuelos, a perros y si hace falta incluso a gatos. Los británicos son menos “fogosos” que nosotros y, al menos en primera instancia, conviene que les saludemos y despidamos dándoles la mano. Ya cuando haya confianza serán ellos los primeros en darte un abrazo.

Y de desayunar… ¡albóndigas!

Cuando llegas a Reino Unido por primera vez tratas de mantenerte en tus trece y tratar de desayunar, comer, merendar y cenar a unas horas típicamente españolas. Y lo logras si vas a UK sólo por unos días. Pero cuando llevas allí semanas o meses, y has de adaptarte al horario del trabajo, de los restaurantes, de amigos… Bueno, digamos que acabas desayunando bien prontito por la mañana y cenando bien prontito por la tarde.

Eso sí, por norma general podemos asegurarte que pocos renunciamos a nuestra dieta mediterránea. Y es que la comida típica de Inglaterra no es precisamente famosa por su variedad y calidad. Aunque seguramente debas decir adiós a las barras de pan. No se destilan muy a menudo entre la comida inglesa y supermercados de esos lares.

El mayor de los hábitos ingleses: buscar el sol como agua de mayo

España tiene una media anual de 3.000 horas de sol, mientras que Reino Unido sólo 1.500. ¿Qué panorama no? Pues ahí no acaba la cosa. De esas 1.500 horas de sol muchas veces sólo verás un manto de nubes, de niebla o de lluvia. ¡O todo a la vez! Porque en UK bien es posible que llueva por la mañana, salga el sol al mediodía, por la tarde se nos lleve el viento, y a la noche caiga la nevada del siglo. Bienvenido a Reino Unido.

Consejo de veterano: olvídate del paraguas. Hay ciudades inglesas donde por el viento apenas te durarán 20 segundos. Mejor un chubasquero fino (que además te ocupará menos espacio) y unas katiuskas.

Dormir sin persiana

Siglo XXI. Se ha inventado el teléfono, la televisión, el ordenador, Internet e incluso la batamanta. Por eso mismo no entendemos como el gran invento español de la persiana no se ha exportado de forma masiva al resto del mundo. Sí, puede que ellos tengan menos horas de sol que nosotros, pero te aseguramos que a primera hora de la mañana la luz se sigue colando. ¿La solución? Tirar de cortinas, antifaz y mucha paciencia.

Acostumbrarte a no ver abrigos por la calle

Curioso, ¿no? Es decir, en un país donde lo más común es ver y sentir lluvia, nubes y viento lo lógico sería que todo el mundo saliera a la calle enfundado en su mejor polar, guantes y bufanda. Pues no. Muchas veces te encontrarás tanto hombres como mujeres con pantalón corto, camiseta de manga aún más corta y todavía menos prendas de abrigo. Sobre todo por la noche, que hay que lucir “tipín”.

Ejemplo práctico: en la no muy calurosa Escocia, mientras yo vestía mi mejor abrigo y ropaje invernal (y eso que no soy friolero) me vi ante un grupo de más de 20 jóvenes donde a todos, como mínimo, se les veían las rodillas. Incluso muchas veces cuando llueve los británicos no van muy abrigados. Sobre todo si al mismo tiempo hace sol. ¡Y es que para los pocos días de verano que se dan al año hay que aprovecharlos!

Entre los habitos ingleses no se encuentra el consumo de cubatas

Olvidarte de los cubatas

No porque no existan. Es más, en cualquier pub/discoteca de Londres, Manchester, Edimburgo y demás urbes inglesas podrás pedirte tu ron con coca cola o tu vodka con naranja. Pero después de que te sirvan el primero verás cómo no te apetece un segundo. Y nos explicamos: con toda la amabilidad que te caracteriza te acercarás a la barra de la susodicha taberna y pedirás al camarero/a tu bebida favorita con la mejor de tus sonrisas. Éste asentirá con la cabeza e irá a buscar los “ingredientes” necesarios, pondrá el hielo, el refresco no alcohólico y un chupito de tu bebida espirituosa favorita. Sólo un chupito. Y ya está. Después te pasará la cuenta con el subsiguiente efecto en tu alma y cartera.

Mejor pide cerveza. Una pinta a ser posible. O dos, que ya que estamos…

¿Quemarte o congelarte? He ahí la cuestión

Pero claro, llegará el momento en el que debas acudir al baño a lavarte las manos. Y verás dos grifos. Uno de agua fría y otro de agua caliente. Bien, a día de hoy me ha resultado imposible (y a mis conocidos) el lavarnos las manos en el lavabo sin que éstas se quemen y congelen al mismo tiempo. Cierto, los baños más modernos cuentan con un solo grifo, pero no es la norma habitual.

Y no solamente eso, sino que en Reino Unido rara vez encontrarás un baño con interruptores o enchufes. ¿La razón? El temor británico a electrocutarse tras salir del baño o lavarse las manos (¡!). En fin, que no te quedará otra que secarte el pelo en tu habitación o en el salón.

Pensar en términos de “izquierda”

No, no nos referimos a un cambio en tu ideología política; sino a que como todo el mundo sabe Reino Unido forma parte del selecto grupo integrado por Australia, Japón y el 34% de la población del planeta que gusta de conducir por la izquierda. De acuerdo, quizás pienses que por ser peatón este asunto no te afectará en absoluto. ¡Craso error! En supermercados, al andar por la calle, al subir una escalera mecánica… Verás cómo la gente siempre circula por la izquierda (el no hacerlo y entorpecer el paso es considerado un gesto de mala educación). Si bien es cierto que a nivel peatonal ésta ya es una de las tradiciones inglesas adoptadas en España, por lo que no tendrás problemas en acostumbrarte a ella.

Dar la bienvenida a las graaaandes camas

No todo iba a ser malo (es más, Reino Unido tiene muchas cosas buenas: sus múltiples obras de teatro y eventos culturales, su historia, sus grandes ciudades, sus verdes paisajes, su rica bollería…). Si alguna vez te decantas por irte a vivir de alquiler a Reino Unido verás como casi todas las habitaciones de casi todas las casas cuentan con camas tamaño ‘king Size’. Camas donde poder hacer la estrella, la croqueta y hasta el Hombre de Vitruvio. Si a esta superficie abarcable en metros cuadrados le sumas un buen nórdico por encima y el oír la lluvia al otro lado de tu reconfortable cuarto… ¡Ay! ¡Pero qué bien se duerme en Inglaterra!




Nueve hábitos ingleses (o situaciones) que he acabado adoptando o aceptando (a veces a mi pesar…) en todas mis estancias en el Reino Unido. Pero como decía en el último punto no todos los hábitos, costumbres y tradiciones de Inglaterra tienen por qué ser malas. De allí me he llevado muy buenos recuerdos, experiencias y amigos. Tantos que cada año sigo visitando la famosa isla al menos una vez al año. ¡Incluso me estoy acostumbrando al ‘Fish & Chips’ y a las ‘Baked Potatoes’!

Lo que quiero decir con todo ello es que vivir en el extranjero es una aventura que merece la pena. Merece y mucho la pena. Es una experiencia irrepetible, donde las malas pasadas al poco tiempo se recuerdan con risas, abrazos y alguna que otra cerveza.

PD: y si te ha gustado y te has sentido identificado con alguno de estos hábitos/situaciones, por favor; haznos el favor de compartirlo con amigos, conocidos y familiares a través de las redes sociales. Así todo el mundo sabrá a qué atenerse cuando viaje a Reino Unido ;)

Estos habitos ingleses se pegan sin que tú quieras


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
The following two tabs change content below.
Redactor a tiempo completo, Community Manager a tiempo parcial, lector empedernido la mayor parte del año, hombre atemporal y Guardián del Misterio. Férreo defensor de los idiomas y de la buena ortografía. Pensamiento del día: salió del hotel y se arruinó. ¿Qué sucedió?

Dejar un comentario

Ten en cuenta que debido al proceso de moderación de comentarios, tu comentario podría tardar en aparecer.

Publicidad

SHEFFIELD CENTRE

¿Quieres aprender idiomas?

  • En España
  • En el extranjero

Encuentra tu curso de idiomas

Estudia o trabaja en el extranjero