Internacional
Cambiar ubicación
Anúnciate GRATIS
Buscar
infoidiomas » Prepara tu viaje » Consejos prácticos

Consejos prácticos

Viajar a un país extranjero para estudiar su idioma es una experiencia enriquecedora que aporta un sinfín de beneficios para el estudiante: desde conocer otra cultura diferente a la nuestra hasta aprender a desenvolverse en un mundo sin fronteras. Te ofrecemos algunos consejos prácticos para que sepas elegir el programa y la organización más acorde a tus necesidades.

ELECCIÓN DE LA ORGANIZACIÓN

bolígrafosEn el mercado existe un número cada vez mayor de organizaciones de cursos de idiomas en el extranjero. La oferta es muy amplia, y por lo tanto la variedad de precios y calidad de cursos enorme. Conviene informarse en varias de ellas y como pauta general confiar sólo en las organizaciones asentadas o con trayectoria de varios años. Ten en cuenta que algunos “listillos” aprovechan los contactos que han hecho en algún viaje anterior para montar empresas fantasma en verano y sacarse algún “dinerillo”. Viajando con ese tipo de gente tienes todas las papeletas para quedarte sin curso al final. Una buena garantía de que la organización con la que viajes es sólida, es su pertenencia a alguna de las asociaciones del sector como FIYTO (Federation of International Youth Travel Organizations), CEIC (Club para la Educación Internacional de Calidad), ASEPROCE (Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero) o AECAE (Agrupación Educativa de Cursos Académicos en el Extranjero).

Curso recomendado
Ver más cursos similares
CURSO DE INGLÉS EN BRISTOL, INGLATERRA
CURSO DE INGLÉS EN BRISTOL, INGLATERRA
Muy bueno (3 opiniones)
¡Bien! Responde en 24 h.
  • inglés
  • Reino Unido
  • Idiomas en el extranjero
Precio a consultar
infórmate

DERECHOS DEL CONSUMIDOR

Antes de decantarse por una organización u otra es muy importante conocer exactamente lo que incluyen sus programas (viaje, alojamiento, pensión completa, clases, actividades extraescolares, material, seguro, etc). Las condiciones ofertadas deben cumplirse, pues en caso contrario se podrán realizar las correspondientes reclamaciones. Para esto, es muy importante que exijas antes del viaje todas las condiciones por escrito, ya sabes que el viento se lleva las promesas hechas de palabra.

En todos los cursos para niños en el extranjero debe existir al menos un monitor o acompañante durante la duración completa del programa.

TIPOS DE PROGRAMA

estudiantesPara cada grupo de edades existe un abanico de programas de idiomas. Para los que nunca han realizado un curso de este tipo, conviene comenzar por las estancias de verano en el extranjero, cuya oferta se extenderá infinitamente a partir de ese momento, tanto para jóvenes como para adultos.

Para los jóvenes existen cursos enfocados principalmente a su formación (año académico en el extranjero, intercambios o cursos en casa del profesor, también llamados “one to one”) o que incluso combinan perfectamente diversión y formación (cursos de idiomas con deportes o campamentos de idiomas en el extranjero).

Los cursos para adultos en el extranjero no están tan condicionados por los periodos de vacaciones escolares y pueden impartirse durante todo el año. Tienen tantas combinaciones como necesidades existan: desde los cursos genéricos para adultos o cursos subvencionados, hasta los cursos temáticos, programas intensivos, preparaciones de exámenes oficiales, e incluso prácticas profesionales. Los bolsillos menos pudientes también pueden acceder a esta formación a través de los cursos para becarios, de los trabajos temporales (conocidos como work & study en el extranjero), o de los programas au-pair.

Las modalidades de estudio son casi infinitas, existiendo cursos para enólogos o médicos e incluso relacionados con hidrocarburos o balneoterapia. Para las familias que prefieran viajar unidas, también existen cursos: los papás harán su curso sobre la temática que ellos elijan y los niños disfrutarán de un estupendo campamento urbano, compartiendo al final del día sus experiencias en el apartamento o residencia de su elección. Seguramente que cuando acabes de leer estas líneas alguien habrá inventado una nueva modalidad de curso en algún nuevo destino del mundo.

DURACIÓN DE LOS PROGRAMAS

En los cursos para niños en el extranjero se recomienda que la primera salida no exceda de las 3 o 4 semanas. En segundas o terceras salidas puede apuntarse a estancias mucho más prolongadas. En cualquier caso, ten en cuenta que un curso en el extranjero conlleva siempre un inevitable proceso de adaptación, por lo que no se suele sacar demasiado provecho de los cursos inferiores a 2 semanas.

SEGURIDAD

estudiantesLos menores de edad deben ir siempre acompañados de guías o monitores. Además si el nivel del idioma de los niños no es óptimo, los monitores deberán ser de habla hispana.

Habitualmente los cursos disponen de seguros de accidente, aunque conviene asegurarse de ello y de la cobertura que ofrecen (cobertura médica, legal, pérdida de equipajes, etc).

Comunica siempre a la organización los problemas médicos del estudiante y otros datos como el grupo sanguíneo, alergias a medicamentos o a determinados alimentos, etc. Consulta nuestros consejos de salud si durante tu estancia sufres algún problema de salud. Es muy útil y podrá sacarte de algún apuro, cualquiera que sea el país donde te encuentres.

EDAD

Existen cursos para niños y niñas a partir de los 6-8 años. En todo caso dependerán de su madurez y arraigo al entorno familiar, así como de su capacidad de adaptación. Como norma general se recomienda que los niños pequeños viajen a destinos más próximos (culturalmente hablando) como Gran Bretaña o Irlanda, al menos en su primera salida. Una vez experimentada la primera estancia en el extranjero, el abanico de destinos puede ampliarse infinitamente.

ALOJAMIENTO

estudiantesLos cursos impartidos en áreas urbanas suelen conllevar alojamientos en familias nativas, donde es habitual además convivir con otros estudiantes de otras nacionalidades. Por este motivo a veces se cobra un recargo por la garantía de ser el único español alojado en la casa o por disponer de una habitación individual. Las estancias en familia además suelen incluir la pensión completa todos los días de la semana (desayuno y cena en casa y comida tipo packed lunch para tomar en el centro de estudios).

Las estancias en residencias suelen ser para adultos y normalmente también incorporan pensión completa. Los programas de año escolar en el extranjero también suelen incluir alojamiento en residencias, en las que se coincidirá con chicos y chicas de la misma edad procedentes de otros países. Los más pequeños convivirán en dormitorios más grandes y los mayores en habitaciones de hasta 4 ó 6 ocupantes.

Es importante asegurarse que ante cualquier eventualidad durante el curso en el extranjero, pueda efectuarse un cambio de familia o residencia sin dificultad, pues en algunas épocas del año hay mucha más demanda de estudiantes que oferta de familias. ¿Tiene tu organización alguna persona ocupada exclusivamente en seleccionar familias en el país de destino?

PRECIO DE LOS PROGRAMAS

Los precios ofertados por las organizaciones suelen valorarse en dólares o libras esterlinas, por lo que la mayoría incluyen cláusulas de adaptación ante la habitual fluctuación de las divisas. A la hora de presupuestar el viaje conviene tener en cuenta los gastos personales y el coste las actividades extraescolares, así como el nivel de precios de cada país. También existe la posibilidad de acogerse a cursos para becarios en el extranjero: todas las administraciones públicas y muchas empresas privadas ofertan cursos para becarios en el extranjero muy por debajo de su coste. Consulta nuestra sección de becas para más información.

En todas nuestras guías de viaje encontrarás la equivalencia de la moneda local con el euro en cada momento.

ANULACIONES

Deben estar especificadas en el contrato. Como normal general no debe incurrirse en gastos cancelando el viaje al menos con 15 días de adelanto. No siendo así, cada empresa se reserva su derecho a cobrar determinados gastos, según el momento en el que se realice la anulación. En algunos casos se puede suscribir un seguro de anulación que cubra los gastos ante estas penalizaciones.

DOCUMENTOS RECOMENDADOS

tarjeta sanitaria europea
carnet ISIC
carnet joven
carnet GO'25

tarjetas recomendadas

Para viajar por la Unión Europea basta con el DNI en vigor, aunque los menores de edad necesitarán además un permiso especial de los padres, que se podrá rellenar en cualquier comisaría de Policía. En otros países como Estados Unidos, Canadá, Australia o Nueva Zelanda se necesitará Pasaporte (con validez mínima de seis meses) y para las estancias superiores a los tres meses, un visado de estudios o trabajo. En nuestras guías de viaje sobre cada país encontrarás información completa sobre la obtención de visados.

Como seguro médico gratuito para viajar por la Unión Europea, es recomendable solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea, que se adquiere gratuitamente en cualquier oficina de la Seguridad Social, la cuál da derecho a asistencia sanitaria gratuita en la Unión Europea (información Seguridad Social en el 900 16 65 65 y en www.seg-social.es). Conviene además llevar en la agenda el número de la embajada española en cada país (dentro de las guías de viaje de cada país, en nuestra web podrás encontrar la dirección y teléfono de la embajada y consulados españoles).

Otros carnés y documentos útiles en cualquier país son el Carné Internacional de Estudiante o ISIC, que ofrece descuentos en transportes, alojamientos, museos y tiendas; y también el Carné Joven (al precio de 6 € dependiendo de la Comunidad de emisión), que sustituye al anterior “Euro 26″, por el que se consiguen importantes descuentos a la entrada de museos y lugares culturales, instalaciones deportivas y parques temáticos; o el Carné Internacional de Viajes para Jóvenes o GO’25 (al precio de 6 €), creado en 1975 como carné de viajes y descuentos para menores de 25 años, por el que se consiguen importantes descuentos en llamadas internacionales.

Para estancias prolongadas en cualquier ciudad, no debe olvidarse un par de fotografías tamaño carné, pues se utilizarán con toda seguridad para cualquier tarjeta o documento oficial que sea necesario suscribir (¡por ejemplo tarjetas de transporte!).

EQUIPAJE

viajerosDependerá de la época y destino elegidos. Como pauta general es recomendable llevar poca ropa, funcional y acorde con la climatología del país de destino, dejando espacio libre en la maleta para incorporar las compras que se efectúen durante el viaje. Conviene hacer una lista con todo lo que se lleve para que pueda ser consultada y revisada antes de cada desplazamiento. En el fondo de la maleta deberán ir las cosas más pesadas y encima las ligeras y nunca faltar las prendas de algodón ni abrigo aunque el clima sea caluroso, así como calzado cómodo y protección para la lluvia y el sol. También debe llevarse gafas de sol, alguna prenda para cubrirse la cabeza y repelente anti-mosquitos. Deben evitarse en la maleta los artículos frágiles, aunque si no hubiera otra opción deberán ir en el medio para evitar que se rompan.

Las compañías aéreas permiten una franquicia máxima de 23 kilos de equipaje por persona, aunque algunas de bajo coste la limitan más. Una recomendación muy útil a la hora de viajar en avión es llevar en el equipaje de mano los utensilios de aseo (¡atención a las limitaciones de líquidos y geles!), una muda y un jersey, pues está estadísticamente comprobado que un 3% de los equipajes facturados en los aeropuertos se extravía antes de llegar al destino. Aunque la mayoría de las maletas extraviadas suelen aparecer antes de dos o tres días, al viajero que las ha perdido le será de gran utilidad llevar los enseres más importantes del viaje consigo. En el equipaje de mano deben igualmente llevarse los objetos de valor, la documentación y el dinero.

CONSEJO ANTIARRUGAS

Para quitar las arrugas de la ropa bastará con que, a la llegada al alojamiento, se cuelguen las prendas en el baño, se llene la bañera con agua caliente y se cierre la puerta durante 15 o 20 minutos.

Con la actual normativa internacional de IATA el tamaño máximo del equipaje de mano está limitado a 56x45x25cm (largo x ancho x alto), quedando prohibido transportar líquidos y geles en envases con más de 100 ml de capacidad, y siempre dentro de una bolsa de plástico transparente con una capacidad máxima de 1 litro. Los líquidos adquiridos en las tiendas Duty Free de los aeropuertos están exentos, siempre que se lleve la factura y se encuentren en bolsas selladas.

Cada vez son más los aeropuertos que instalan equipos de nueva tecnología para la inspección del equipaje facturado. Por este motivo, se recomienda no llevar películas ni equipo fotográfico en el equipaje facturado, optando mejor por la bolsa de mano, cuya revisión a través de los rayos X de las zonas de embarque resulta inocua para los carretes fotográficos, antes y después de su exposición.

maletasLos alumnos que participen en programas con alojamiento en residencias deberán llevar sus ropas marcadas para evitar confusiones en la lavandería, así como toallas y en algunas ocasiones sábanas propias.

Desperfectos en el equipaje

La legislación aérea internacional vigente indica que la recepción del equipaje sin protesta presupone que ha sido entregado en buen estado, por ello es importante comprobar el estado de las maletas en el momento de su recepción en el aeropuerto. Si presenta algún desperfecto se debe acudir al mostrador de Reclamación de Equipajes / Baggage Claim y solicitar un impreso conocido como PIR (Property Irregularity Report), adjuntando el resguardo de su facturación, el billete y un Pasaporte. Con este impreso se podrá reparar el equipaje a cargo de la compañía aérea o efectuar posteriores reclamaciones a la misma o a la compañía de seguros.

Pérdida de equipaje

Presentando el mismo impreso que en el caso anterior, la compañía aérea está obligada a facilitar una indemnización de emergencia (dependiendo de la compañía y del país) que posibilite la adquisición de ropa y artículos de aseo hasta la recuperación del equipaje extraviado. En los casos en los que no se admita la indemnización, las compañías tendrán que asumir el gasto de los artículos básicos que necesite el viajero, siempre contra la presentación de recibos y facturas, por lo que deberán guardarse para la posterior reclamación, teniendo en cuenta, eso sí, el importe máximo que la compañía está dispuesta a asumir. La mayoría de las maletas son recuperadas y enviadas sin cargo a la dirección que se indique en el PIR. Si en el momento de la entrega se observan daños en el equipaje se debe solicitar un certificado antes de firmar el albarán de entrega. Transcurridos 21 días tras el extravío, la legislación aérea internacional da los equipajes por perdidos, por lo que las compañías están obligadas a facilitar una indemnización en base al peso facturado del equipaje, a razón de 20 USD por kilogramo, nunca por el valor de su contenido.

EMBAJADAS Y CONSULADOS

consulado de EspañaEspaña cuenta con una red consular dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores, compuesta por más de 160 oficinas consulares y secciones consulares de Embajadas, así como por 500 cónsules y vicecónsules honorarios. Su función consiste en la prestación de servicios administrativos a los ciudadanos españoles, ayudar a quienes hayan sido víctimas de delitos o abusos y asistir a quienes se encuentren en situación de necesidad. En el caso de que España no posea Consulado en la ciudad o país donde nos encontramos, se debe acudir a la Sección Consular de la Embajada de España, que se encontrará en la capital de dicho país. En los casos en los que no exista Consulado ni Embajada española se podrá acudir a los de un país de la Unión Europea, donde se prestará ayuda de emergencia básica.

Las funciones de los Consulados son:

  • Expedir pasaportes o salvoconductos en caso de caducidad, pérdida o robo.
  • Informar sobre los servicios médicos, educativos y legales del país.
  • Prestar asistencia a detenidos.
  • Adelantar, de manera extraordinaria, el dinero imprescindible para eventuales casos de necesidad que pudieran surgir, incluida la repatriación.
  • Realizar inscripciones en el Registro Civil, expedir poderes y actas notariales, legalizar documentos, así como otros trámites administrativos.

Los Consulados no pueden hacer funciones de agencia de viajes, conseguir trabajo, garantizar en un hospital o cárcel un tratamiento mejor que el otorgado a los nacionales de ese país, avalar, prestar dinero o pagar multas, ni hacer de intérpretes, guías o asistentes sociales. Si la estancia se prolonga durante algún tiempo, es conveniente inscribirse en el Consulado, para facilitar la localización en caso de urgencia y participar en las elecciones que se celebren en España.

Doble nacionalidad

Los españoles que además tengan la nacionalidad del país donde residen, deben tener en cuenta que el Consulado de España puede estar limitado para determinadas actuaciones de protección ante las autoridades locales, por considerarlas éstas no como extranjeros sino como ciudadanos del propio país.

Más información en www.maec.es

RECLAMACIONES

bolígrafoLa inmensa mayoría de las quejas y reclamaciones se evitarían si se leyeran y conocieran perfectamente las condiciones en las que transcurra el curso. Por este motivo, es de trascendental importancia informarse exactamente de qué es lo que contiene y no contiene el curso que se esté contratando, teniendo todos los datos por escrito: ¿estamos pagando vuelo, traslados, alojamiento, manutención, clases, material escolar, actividades extraescolares, visitas turísticas, seguro médico, de robo, etc? Si no es así, ¿se está contratando como servicio complementario? Aún siendo positiva la respuesta a estas preguntas, las diferencias culturales y de costumbres de un país a otro, pueden hacernos ver las cosas desde distintas ópticas. Así por ejemplo, una “pensión completa” para una familia irlandesa o británica consiste en un desayuno abundante, una comida tipo “sandwich” y una cena tipo “plato combinado”. Evidentemente, para un estudiante español puede resultar una dieta insuficiente, que sin embargo muy pocas veces podría ser objeto de reclamación, pues en los países mencionados es lo habitual. Por este motivo, es importante situarnos en un plano de igualdad con las costumbres del país donde realicemos el curso para analizar la reclamación de forma objetiva: ya sabes, “donde fueres, haz lo que vieres”.

Llegado al caso de encontrarse con una reclamación fundada, el primer paso es recopilar el mayor número de pruebas acerca del motivo de la queja. Esto, que parece algo banal, se convierte en imprescindible cuando a la vuelta a casa sea nuestra palabra contra la de la organización promotora. Así, fotografías, facturas o cartas firmadas por la familia anfitriona o el centro de estudios se convierten en pruebas evidentes de nuestros motivos de queja. Casi todos estos problemas pueden y deben solucionarse sobre la marcha, y sólamente en muy pocos casos será necesario presentar la reclamación en España.

El segundo paso -una vez ya de regreso- es la búsqueda de una solución amistosa con la empresa organizadora del curso. La mayoría de ellas subcontratan con empresas extranjeras muchos de sus servicios, por lo que a pesar de ser la “cara visible” del contrato, se limitarán a intermediar con el causante del problema. Como un apoyo externo a estas empresas, se puede solicitar la colaboración de Aseproce, donde a través de su departamento de ética, intermediarán con la organización si ésta pertenece a la mencionada asociación, y si no es así, estudiarán su situación legal.

La tercera vía de queja sería a través de una organización de consumidores o a través de un procedimiento judicial, el cuál resulta lógicamente mucho más lento.

LEGISLACIÓN

Algunas asociaciones del sector llevan años solicitando una legislación en España que regule este tipo de actividades. Mientras esta normativa no llegue, se están proponiendo acciones como la “Normalización de Viajes para el Estudio de Idiomas” para conseguir una guía de aplicación voluntaria por parte de las empresas promotoras de cursos en el extranjero y de las escuelas de idiomas, que contribuya a mejorar la calidad de los programas, protegiendo a su vez los intereses del consumidor. La normalización vendría certificada por AENOR como ya ocurre en otros campos y sería homologable en toda Europa.

En cualquier caso y una vez con el curso en marcha, recuerda que la legislación aplicada durante el mismo será la del país de destino, por lo que conviene recordar la intransigencia de muchos países ante determinadas faltas o delitos que no se persiguen igualmente en España. El consumo de alcohol y la posesión de drogas está severamente castigado en países como Estados Unidos o Canadá. Además, el hurto o robo en comercios conlleva la deportación inmediata a España y el pago de fuertes multas en la mayoría de los países.