Menu

Descubriendo Berlín gracias al alemán

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Descubre Berlín gracias al alemán y a este artículo

La capital de Alemania, la ciudad más poblada del país, un centro cultural y artístico de primer nivel, una de las urbes más importantes del siglo XX. Existen muchas razones para ir de viaje a Berlín y los datos nos avalan. Cada vez más jóvenes deciden visitar la llamada Ciudad de la Inteligencia; y no sólo porque estén buscando trabajo. Un viaje de interrail que pasa por Alemania, una escapada de dos días, un curso de alemán en Alemania, el ser una de las ciudades más artísticas de Europa… ¡Estamos hablando de uno de los mejores destinos para aprender alemán! Claro está, que si sólo te quedas una semana o un par de días en la que es la segunda ciudad más grande de la Unión Europea te preguntes: ¿qué es imprescindible de ver?

“Todos los hombres libres, vivan donde vivan, son ciudadanos de Berlín. Y por ello, como un hombre libre, me enorgullezco de decir: ‘Ich bin ein Berliner’”

John Fitzgerald Kennedy

Y eso mismo nos hemos preguntado nosotros, porque si dispones de pocos días pretender ver toda la ciudad será una misión poco menos que imposible (y esas mejor dejémoselas a Tom Cruise). La Puerta de Brandemburgo, el Reichstag, Tiergarten… Son muchos los lugares que merecen ser visitados y fotografiados. Y aunque no tan conocidos como otros clásicos europeos (Big Ben, la Torre Eiffel…) seguro no te dejarán indiferente. Así que hoy hemos decidido ejercer de abogados y jueces, reuniendo en un único artículo los 9 sitios que no te puedes perder de Berlín. Esperemos no dejarnos ningún lugar importante:

Puerta de Brandemburgo

No puedes viajar a Berlín y dejar de ver la Puerta de Brandemburgo

Un clásico de Berlín, y uno de los principales símbolos de esta ciudad. Situada en la Plaza de París, esta construcción de 26 metros de alto es de obligada visita para todo turista. Dato curioso: no se trata de un arco de triunfo como muchos creen, sino que era el acceso, a modo de propileos, al “Nuevo Berlín” de la época.

Reichstag

Este edificio, que data de 1894, es el corazón de Berlín; una de las infraestructuras más importantes de la historia de Europa. Ha sido la sede del parlamento desde los tiempos del II Imperio Alemán; sus salas han sido testigos de la República de Weimar, así como de las decisiones tomadas por el III Reich. Aún se pueden ver en sus techos y paredes reflejos de los cruentos combates que se sucedieron durante la Batalla de Berlín. Un monumento a la historia que no te puedes perder.

Potsdamer Platz

Una ciudad dentro de otra ciudad. Esta es la mejor definición que se le puede dar a este emblemático lugar. Una plaza que, en sólo 10 años, se ha convertido en uno de los núcleos comerciales y culturales (no por nada en él se celebra  el Festival Internacional de Berlín) más importantes de la capital de Alemania. Lo más llamativo de la zona es la cúpula del Sony Center. Todo un espectáculo para la vista cuando es iluminada de noche. Dato curioso: ¡en este lugar se halla el primer semáforo de toda Europa!

El Muro de Berlín

El Muro de Berlín es uno de los iconos más emblemáticos de la capital alemana

El “Muro de la Vergüenza”, que dividió Berlín en dos, se convirtió desgraciadamente en el símbolo más representativo de la Guerra Fría, aunque también en uno de los mayores iconos de reconciliación mundial y el más importante monumento histórico de Berlín. A pesar de que éste fue derribado en 1989, aún hay retazos del muro en pie. Destaca la Galería Este, la mayor galería de arte al aire libre, con más de 100 pinturas de diversos artistas internacionales.

Fernsehturm

Esta torre, cuyo nombre requiere de un curso de alemán para poder ser traducida… (y mira que significa solamente “torre de televisión”), tiene el honor de ser el punto más elevado de Alemania, y el cuarto de Europa. Fue construida en 1969 por la extinta República Democrática Alemana (RDA), convirtiéndose en un símbolo de Berlín Oriental. Y más importante aún: ¡hay un restaurante giratorio en su cima!

Museo de Pérgamo

Te interesé o no el arte o la historia, el Museo de Pérgamo es una parada obligatoria de todo visitante. Un viaje al Mundo Antiguo que te dejará anonadado. Pocos otros museos del mundo alcanzan su nivel. Su principal característica es que el museo fue construido alrededor de las propias obras de arte, por lo que éstas conforman las paredes y techo del propio edificio. Imperdibles el Altar de Zeus, la puerta del mercado romano de Mileto y la Fachada de Mushatta.

Tiergarten

Tiergarten es otro de los sitios que no puedes dejar de ver en tu viaje a Berlín

El pulmón de Berlín y principal parque de la capital. El llamado “Parque de los animales” (he ahí su traducción) cuenta con 600 hectáreas, bellos jardines, caminos que parecen sacados de un cuento de hadas, arroyos y pequeños lagos donde poder disfrutar de un momento tranquilo y los tradicionales jardines de cerveza. ¡Por algo es el parque favorito de los berlineses!

Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm

Un recuerdo siempre presente de las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial. Un ejemplo de la destrucción y muerte causadas por este conflicto. Los bombardeos de la guerra la derribaron casi por completo, pero fue preservada como memorial, convirtiéndose así es uno de los lugares más emblemáticos de Berlín. Lamaga la describiría así: “una verdadera maravilla arquitectónica, difícilmente puede verse en Europa un conjunto de tanto contraste y que produzca tanta emoción”.

Dead Chicken Alley

Un ejemplo de la cultura alternativa que se puede respirar en la capital alemana. Un callejón que te trasladará a otro mundo. Centenares de grafitis artísticos decoran sus paredes; tiendas y un bar donde poder apreciar este universo alternativo; exposiciones y talleres para que te empapes de cultura. Una fantasía de contrastes que, en definitiva, te dejará con la boca abierta.

Sí, hay muchos más rincones en Berlín dignos de ser vistos: Alexanderplatz, la Avenida Unter, Hackescher Market… Pero estos son los 9 que no te puedes perder por nada del mundo, aunque sólo vayas un par de días. Si tienes más tiempo, como una o dos semanas, (y ojalá sea así) te recomendamos que le eches un ojo a esta guía de viaje de Berlín; para descubrir todos aquellos lugares que deberían estar en tu álbum de fotos. Y si crees que el idioma de este gran país no es de tu interés, presta atención a estas 6 razones por las que aprender alemán. Y si ya estas convencido, tal vez le saques provecho a estos consejos para dominarlo a la perfección.

El Dead Chicken Alley es uno de los sitios más pintorescos de Berlín


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
The following two tabs change content below.
Redactor a tiempo completo, Community Manager a tiempo parcial, lector empedernido la mayor parte del año, hombre atemporal y Guardián del Misterio. Férreo defensor de los idiomas y de la buena ortografía. Pensamiento del día: salió del hotel y se arruinó. ¿Qué sucedió?
Categorías:Viajes

Dejar un comentario

Ten en cuenta que debido al proceso de moderación de comentarios, tu comentario podría tardar en aparecer.

Publicidad

SHEFFIELD CENTRE

¿Quieres aprender idiomas?

  • En España
  • En el extranjero

Encuentra tu curso de idiomas

Estudia o trabaja en el extranjero