Menu

Dequeísmo: qué es y cómo evitarlo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El dequéismo es uno de los principales fallos del castellano parlante

Estamos hablando de uno de los mayores errores de los hispanohablantes a la hora de escribir en castellano. Una de esas tareas pendientes que solemos dejar de lado pero que ha hecho llorar a más de un profesor y provocado más de un suspenso en ‘Lengua y Literatura’ (como las palabras impronunciables del castellano, vamos). ¿Pero qué es exactamente el dequeísmo?

Para que no haya dudas, definición de la RAE: es el uso indebido de la preposición “de” delante de la conjunción “que” cuando la preposición no viene exigida por ninguna palabra del enunciado. Es decir, cuando sustituyes sin razón alguna “que” por “de que”. Y por si no nos hemos explicado bien, he aquí unos ejemplos:

  • A no ser de que vayamos al cine, yo no salgo de casa (mal).
  • Mi intención es de que vayamos todos (¡muy mal!).
  • Me dijeron de que yo escribía muy bien (ningún comentario…).

Seguro piensas que jamás has caído en este error, que nunca has cometido este tipo de barbaridades y que ningún hada ha muerto por tu culpa. Y cierto es que cada vez cometemos menos este tipo de errores. Aun así, todavía se dan una serie de casos en los que es relativamente “fácil” caer en este error. A saber:

  • Sujetos

    Jamás, nunca, de ningún modo (y demás símiles) antepongas “de” a una oración subordinada sustantiva de sujeto. Básicamente porque el sujeto nunca ha de ir precedido de una preposición.

    Ej: Me alegra de que me pases vídeos de gatitos todo el día (además de error, una mentira muy gorda).

  • Verbos

    Este caso afecta a los verbos de pensamiento (pensar, creer, etc.), de habla (decir, comentar, etc.), de temor (temer, temblar, etc.) y de percepción (sentir, oír, etc.). Jamás utilices la preposición “de” delante de un complemento directo que además incluya este tipo de verbos.

    Ej: Creo de que nunca cometo errores gramaticales (Ains…).

  • Atributos

    Aquellas oraciones que funcionan como atributo tampoco han de ir precedidas por nuestro amigo “de”. Aunque en contadas ocasiones su uso sí es correcto. Después te daremos un par de consejos para que no caigas en el error.

    Ej: Mi intención es de que no vuelva a caer en el mismo fallo.

  • Locuciones

    Tal vez el caso más generalizado. Y es que “a no ser…”, “a medida…”, “una vez…” nunca han de ir acompañadas del ya famoso “de que”. Sólo “que”.

    Ej: Aprobaré Lengua, a no ser de que haya cometido algún otro error más.

  • Preposiciones

    Debemos de tenerle mucho cariño a la preposición “de” (algunos son amantes incondicionales), porque muchas veces utilizamos ésta en lugar de la preposición correcta.

    Ej: “Insistieron en que viajáramos con ellos” es correcto, al contrario de “Insistieron de que viajáramos con ellos”.

Muy bien, ya conoces los casos más habituales de dequeísmo. Ahora bien, ¿cómo evitarlos? Pues aquí 2 trucos para no caer en el error “dequeidista”.

Truco Nº1: la conversión

Convierte la oración como si de una frase interrogativa se tratara. Si para esta nueva frase te ves obligado a utilizar “de” para realizar la pregunta, el uso de “de que” será correcto. Si no es necesario, mejor no hagas llorar al niño Jesús…

Ej: El profesor de Lengua sostiene de que el dequeísmo es un error – ¿De qué sostiene el profesor de Lengua?

Truco Nº2: la sustitución

Fácil y sencillo. Sustituye toda la oración, a partir del “que”, por eso, esto o aquello. Este sencillo truco te dirá si el uso de “de” tiene algún sentido.

Ej: Me dijeron de que escribía muy bien – Me dijeron de eso (Incorrecto).

Me dijeron que escribía muy bien – Me dijeron eso (Correcto).

Como puedes ver, el dequeísmo es muy fácil de evitar si aplicas estos sencillos trucos. ¡Y es que estos te pueden ahorrar algún que otro suspenso! Sin embargo, ten cuidado; pues puedes caer fácilmente en otro error similar: el queísmo. De todos modos, ya hablaremos de él en otro artículo, ¡no sea que lo cometas! Mientras tanto, y si te consideras fan del castellano y sus curiosidades, puedes ir abriendo boca con las palabras más raras del castellano, o descubrir por qué este idioma es el más rápido del mundo. Y si crees que haríamos bien en comentar otros “holocaustos gramaticales”; por favor, dínoslo, que estaremos encantados de ponerles freno.

Barcelona y sus ciudadanos tampoco se libran del dequeísmo


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
The following two tabs change content below.
Redactor a tiempo completo, Community Manager a tiempo parcial, lector empedernido la mayor parte del año, hombre atemporal y Guardián del Misterio. Férreo defensor de los idiomas y de la buena ortografía. Pensamiento del día: salió del hotel y se arruinó. ¿Qué sucedió?

    2 comentarios

  1. Alberto
    2 de enero de 2014 - 23:57

    “… o descubrir porque este idioma es el más rápido del mundo.”

    Cuidado con las faltas de ortografía, y más en una página llamada infoidiomas. Es “por qué”.

    • 3 de enero de 2014 - 10:21

      Gracias Alberto por el aporte, y perdona el error. Lo cambiamos rápidamente ;)

Dejar un comentario

Ten en cuenta que debido al proceso de moderación de comentarios, tu comentario podría tardar en aparecer.

Publicidad

SHEFFIELD CENTRE

¿Quieres aprender idiomas?

  • En España
  • En el extranjero

Encuentra tu curso de idiomas

Estudia o trabaja en el extranjero