Menu

Consejos de salud para tu viaje

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Si quieres disfrutar de tus vacaciones sin preocupaciones toma nota de estos consejos de salud para tu viaje

Sol, playa, mar… ¿O eres más de montaña, campo y deportes de aventura? A pocas personas no les gusta viajar (si es que existe alguna), y las razones son bien obvias: conocer un nuevo país, otras culturas, vivir nuevas experiencias, ampliar nuestro círculo de amigos y, porque no, aprender otras lenguas. Y es que existen muchos motivos para realizar un curso de idiomas en el extranjero, así como para disfrutar de un viaje con cualquier otro pretexto. Sin embargo, aun en estos viajes de placer, tampoco hay que dejar de lado nuestra salud.

“Uno cree que va a hacer un viaje, pero enseguida es el viaje el que lo hace a él”.
Nicolas Bouvier

Principalmente porque si surge algún problema, éste puede dar al traste con todo nuestro viaje (ése del que tanto tiempo hemos estado hablando y que tanta ilusión nos hacía). Así que hay tener en cuenta una serie de consideraciones generales antes de coger nuestro vuelo. Evidentemente muchas de éstas variarán según el destino (no es lo mismo viajar al Caribe que al norte de Europa), pero otras tantas pueden aplicarse a cualquier país. Y precisamente hoy queríamos hablarte de este tema, reuniendo para ti una serie de consejos imprescindibles para tu salud a la hora de viajar:

Infórmate sobre el país al que viajas

No sólo sobre cuáles son sus edificios y monumentos más representativos, o aquellos sitios que no te puedes perder. También investiga cuáles son sus condiciones climáticas, recursos sanitarios (nunca viene mal saber dónde está el hospital más cercano), condiciones del transporte, enfermedades más comunes, vacunas, etc. Y si no sabes por dónde empezar, siempre puedes echarle un ojo a las recomendaciones de viaje que da el propio Ministerio de Asuntos Exteriores. Por último pregúntate: ¿mi situación de salud es compatible con el viaje que quiero realizar?

Consulta a tu médico

Cuatro o seis semanas antes de emprender tu particular aventura deberías hacerle una visita a tu médico. Nadie mejor que él para darte consejos en función de tu estado de salud y las características del país adonde viajarás. También si necesitas vacunarte; para lo que seguramente te derivará a un Centro de Salud Internacional y Atención al Viajero. Y ya que estás, aprovecha para repasar tu medicación actual (que nunca viene mal).

Vacunas

Visitar ciertos países implica tomar algunos riesgos (y con riesgos nos referimos a la fiebre amarilla, la hepatitis A y B, la malaria…). Brasil, Congo o Venezuela son tan sólo algunos de los destinos dónde es necesario vacunarse antes de viajar. Y muy importante: dichas vacunas hay que planificarlas con bastante tiempo de antelación, pues muchas de ellas requieren de un determinado tiempo para generar inmunidad. Para ello tendrás que conocer los riesgos que entraña la zona específica a la que vas a viajar. Tu médico se convertirá de nuevo en tu mejor aliado (y quien te dirá cómo obtener el Certificado Internacional de Vacunación de la OMS), aunque tampoco te vendría mal consultar la web de Sanidad Exterior.

Presta atención a tu vestuario

Sí, sabemos que quieres lucir ese último modelito que te has comprado, pero quizás no sea lo más adecuado. Como con todo, deberías adecuar la ropa que lleves en tu maleta al país al que vas a viajar. Por ejemplo, en regiones tropicales es recomendable vestir ropa fresca que al mismo tiempo proteja brazos y piernas de las picaduras de mosquitos y otros insectos. Tampoco deberías dejar en casa la ropa de abrigo vayas a donde vayas (si piensas que las noches en Egipto son cálidas…). Gorra y gafas de sol tampoco pueden faltar; da igual que tu destino sea el mar o la playa.

Prepara tu botiquín

Un imprescindible en tu maleta. Siempre deberías llevar uno contigo, da igual donde vayas: nunca sabes cuándo vas a tener que utilizarlo (y no es por ser pesimistas). A título orientativo tu botiquín podría constar de: termómetro, agua oxigenada, alcohol, yodo, clorhexidina y desinfectante (Betadine). También de tiritas, gasas, vendas y esparadrapo, así como de unas pequeñas tijeras y pinzas. Tampoco deberían faltar un repelente para insectos y tratamientos para sus picaduras. Otra buena idea sería llevar contigo analgésicos, antiinflamatorios, antihistamínico (para picaduras y alergias), antibióticos (para los problemas digestivos) y antiácidos. Y claro está, ¡no olvides tu propia medicación!

La salud no es un asunto del que puedas despreocuparte a la hora de realizar un viaje: puede dar por finalizadas tus vacaciones de ensueño, e incluso ponerte en peligro. Por eso, si tienes planeada alguna escapada en los próximos meses podrían interesarte estos consejos de salud, en los que ahondamos en profundidad en todos los aspectos que deben tenerse en cuenta. Y ya que estamos, tampoco te vendría mal saber qué documentos debes llevar contigo al extranjero o qué tienes que tener en cuenta a la hora de hacer la maleta. Recuerda que lo más importante es que disfrutes del viaje, ¡pero con cabeza!

¿Quieres viajar a una playa como la de la fotografía? Pues mejor presta atención a estos consejos de salud


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
The following two tabs change content below.
Redactor a tiempo completo, Community Manager a tiempo parcial, lector empedernido la mayor parte del año, hombre atemporal y Guardián del Misterio. Férreo defensor de los idiomas y de la buena ortografía. Pensamiento del día: salió del hotel y se arruinó. ¿Qué sucedió?

Dejar un comentario

Ten en cuenta que debido al proceso de moderación de comentarios, tu comentario podría tardar en aparecer.

Publicidad

SHEFFIELD CENTRE

¿Quieres aprender idiomas?

  • En España
  • En el extranjero

Encuentra tu curso de idiomas

Estudia o trabaja en el extranjero