Menu

Destinos de cuentos de hadas

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Son muchos los destinos de cuentos de hadas que puedes encontrar en la Tierra

No hay duda que Disney ha marcado la infancia de muchos de nosotros. Historias de castillos encantados, doncellas en apuros y valientes héroes que recorrían fabulosos parajes para enfrentarse al villano de turno. Luego llega la adolescencia y claro, nos dicen que nos quitemos todas esas fantasías de la cabeza porque “no valen para nada” (Mentira. La imaginación y la creatividad son las más poderosas armas con las que contamos. Nunca deberíamos olvidarlo).

De todos modos, por mucho que digan que nos olvidemos de esas “tonterías”, siempre sabremos que Hakuna Matata es la mejor filosofía para la vida y que bajo del mar se vive mucho mejor. Y aunque nunca hayamos oído a un lobo aullarle a la luna azul y el infinito y más allá nos quede un poco lejos, siempre quedará un lugar dentro de nosotros , aunque sea pequeño, para todas aquellas historias que tanto nos emocionaron y que nos permitieron conocer lugares inimaginables.

¿Inimaginables? Pues no tanto. Afortunadamente el mundo es muy grande. Y como hemos podido comprobar a lo largo de nuestros viajes (y nuestras guías de viaje así lo demuestran), la realidad muchas veces supera la ficción. Y puesto que hoy estamos en plan melancólico, hemos decidido recopilar en este artículo los lugares en los que vivirían duendes, hadas y demás seres fantásticos si existieran. Así que empecemos nuestro viaje a 7 destinos que parecen sacados de uno de los cuentos de los Hermanos Grimm:

1. Colmar, Francia

Colmar, Francia

A orillas del Rin se encuentra esta pequeña ciudad del nordeste de Francia, en la región de Alsacia. Casas de fachadas coloridas y ventanas engalanadas de flores presiden sus calles empedradas. Pequeños canales discurren entre estas construcciones de estilo gótico alemán, gracias a los cuales esta ciudad recibe el nombre de “La pequeña Venecia”. Famosa por sus vinos y por su micro clima soleado (es la segunda ciudad más seca de Francia), Colmar es el destino perfecto para los amantes de la arquitectura medieval. Sin embargo, el país vecino esconde otros muchos lugares de cuento, como Najac o Saint-Cirq-Lapopie; pero te invitamos a que descubras más en nuestra guía de viaje de Francia.

¿A qué nos recuerda? A La Bella y la Bestia.

2. Islas Feroe, Dinamarca

Islas Feroe, Dinamarca

Situadas en el centro del triángulo formado por Islandia, Noruega y Reino Unido (nada que envidiar al Triángulo de las Bermudas), las Islas Feroe son un grupo de 18 islas de origen volcánico, propiedad del Reino de Dinamarca y hogar de decenas de miles de aves marinas. Pero lo que más llama la atención son sus paisajes: picos volcánicos se alzan frente a verdes y profundos valles, espectaculares acantilados resisten orgullosos las acometidas de gargantuescas olas. Escenas que recuerdan a más de una de las mejores películas de ciencia ficción hollywoodense.

¿A qué nos recuerda? A Brave o a la Comarca de El Señor de los anillos.

3. Castillo de Neuschwanstein, Alemania

Castillo de Neuschwanstein, Alemania

Érase una vez, un rey loco que mandó levantar un castillo en la inmensidad de un bosque perdido. Nueva piedra del cisne lo llamó, y le sirvió como morada hasta el fin de sus días.
Bien podría ser el comienzo de un fantástico cuento, sino fuera porque es una historia tan real como la vida misma. Construido en 1866, El Castillo de Neuschwanstein o Castillo de “Nueva Piedra del Cisne” se erige en la cima de una montaña; rodeado de bosques, lagos y cascadas. Se trata del edificio más fotografiado de Alemania y uno de los destinos turísticos favoritos del país, además de ser la construcción que inspiró el Castillo de La Bella Durmiente de Disneyland.

¿A qué nos recuerda? Como no, a La Bella Durmiente.

4. Capadocia, Turquía

Capadocia, Turquía

Casas talladas en la roca, formaciones rocosas únicas en el mundo que parecen sacadas de un cuento de Las mil y una noches; valles, cañones y colinas que podrían quitar el peor de los hipos. Situada en el corazón de la península de Antioquía, en Turqía, Capadocia o la región de las “chimeneas encendidas” no da la impresión de ser un lugar de este mundo. Bien podría pertenecer al mundo de la fantasía o de la ciencia ficción.

¿A qué nos recuerda? A la guarida de Scar en El Rey León y al mundo de Aladdín.

5. Rothenburg ob der Tauber, Alemania

Rothenburg ob der Tauber, Alemania

Pasear por las calles de Rothenburg supone recorrer otra época. Un tiempo donde caballeros y princesas, magos y dragones aún tenían cabida en este mundo. Sus casas nos recuerdan los cuentos y fábulas de los Hermanos Grimm; sus torres, plazas y callejuelas empedradas a la Edad media. Se trata de uno de los sitios más visitados de Alemania junto al castillo de Neuchswanstein y su mercado de Navidad es uno de los más famosos y espectaculares del mundo. Por algo será. (¿Quieres conocer otros sitios fantásticos del país bávaro? Te recomendamos consultes nuestra guía de viaje de Alemania).

¿A qué nos recuerda? Al cuento de Pinocho.

6. Castle Combe, Reino Unido

Castle Combe, Reino Unido

Considerado como el pueblo más bonito de Inglaterra, Castle Combe está situado en lo más profundo de un valle, y sus poco más de 300 habitantes disfrutan de una vida tranquila entre unas calles y casas en las que se respira un aire propio del medievo. Se trata de un paisaje de cuento, y no sólo porque lo digamos nosotros. Sus cottage típicamente ingleses y los inmensos prados del condado de Wiltshire ya han sido testigos del rodaje de muchas películas como Stardust o Dr. Doolittle, y sus mercados medievales son bien conocidos en toda Inglaterra.

¿A qué nos recuerda? A Merlín el Encantador.

7. Castillo de Bran, Rumanía

Castillo de Bran, Rumanía

Primero de todo agradecer a Martin Ames el que nos mencionara este sitio, ¡se nos había pasado por completo! Y tiene delito la cosa, porque estamos hablando nada más y nada menos, del castillo en el que se inspiró Bram Stoker para escribir su novela ‘Drácula’. Así que te puedes imaginar lo tétrico que es… Sin embargo, esta fortaleza medieval es mucho más que la guarida de un personaje de ficción (¿o no tan de ficción?), sino un auténtico baluarte arquitectónico y emblemático del país. Un auténtico monumento nacional, cuya historia real tampoco deja indiferente a nadie…

¿A qué nos recuerda? Al más famoso de todos los vampiros, tanto en libros como en películas, cómics, videojuegos… ¡Al mismísimo Conde Drácula!

Seguro nos dejamos otros muchos sitios, otros muchos lugares de película, sin comentar; pero tampoco queríamos abusar de tu paciencia. De todos modos, tampoco sería buena idea dártelo todo hecho. Tanto los grandes sitios como los buenos cuentos hay que descubrirlos por uno mismo. Te dejamos a mano nuestras guías de viaje de infoidiomas; seguro te servirán para encontrar otros destinos de ensueño. Pero si conoces algún otro, por favor, no dudes en compartirlo con nosotros.

Son muchos los destinos que parecen de ficción


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
The following two tabs change content below.
Redactor a tiempo completo, Community Manager a tiempo parcial, lector empedernido la mayor parte del año, hombre atemporal y Guardián del Misterio. Férreo defensor de los idiomas y de la buena ortografía. Pensamiento del día: salió del hotel y se arruinó. ¿Qué sucedió?
Categorías:Viajes
Tags:

Dejar un comentario

Ten en cuenta que debido al proceso de moderación de comentarios, tu comentario podría tardar en aparecer.

Publicidad

SHEFFIELD CENTRE

¿Quieres aprender idiomas?

  • En España
  • En el extranjero

Encuentra tu curso de idiomas

Estudia o trabaja en el extranjero