Menu

Un canal para recorrer Francia en barco

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Canal du Midi
Unir la costa este y oeste de Francia a través de un canal navegable, que pudiera evitar a los barcos bordear la península Ibérica, fue un sueño históricamente anhelado por todos los grandes reyes y gobernantes franceses.

Fue un recaudador de impuestos de Béziers, Pierre-Paul-Riquet (1604-1680), quien tuvo la iniciativa de unir el mar Mediterráneo y el océano Atlántico por medio de un canal navegable. Para ello acordó con el estado francés su empeño personal en la financiación a cambio de la explotación futura del canal a través de peajes e impuestos.

Canal du MidiLa obra se inició en 1667 a manos de 12.000 operarios, que trabajaron a golpe de pico y pala excavando 240 km de canal, desde Toulouse hasta el lago salado de Le Bassin de Thau, y desde allí al Mediterráneo. Para ello, desviaron el agua procedente de los manantiales de la Montagne Noire hasta Narouze Sill y plantaron miles de árboles en sus orillas. El canal resultante de su obra tiene 19 metros de ancho y atraviesa 63 esclusas, algunas de ellas hasta triples y cuádruples, como la elegante “escalera de agua” que cruza Béziers o el túnel horadado junto al puerto de Colombiers. Riquet no pudo ver su obra finalizada y falleció agotado en 1680, cuando sólo restaban 4 km de excavación para alcanzar su meta en el Mediterráneo. Afortunadamente, sus hijos retomaron el proyecto, y en sólo unos meses más consiguieron rematar la obra, inaugurándola en mayo de 1681 con una flotilla de embarcaciones que tardaron cuatro días en atravesar el canal.

Quedó así inaugurado el ‘Canal Royal entre des Deux Mers’ (o Canal Real entre los dos mares), dando paso a una nueva forma de comunicación entre el este y el oeste de Francia. Las flamantes embarcaciones atravesando el canal se convirtieron pronto en la nueva imagen de Francia, con grandes barcazas impulsadas por caballos desde la orilla. Floreció así el comercio y se agilizaron las comunicaciones postales, pasando a tardarse apenas 35 horas en cubrir los 240 km de recorrido, que en 1898, al nacionalizarse el canal, quedaron libres de peajes. La romántica visión de Riquet de unión entre las dos costas fue culminada en 1856 con la inauguración del ‘Canal de Garonne’ que unía Toulouse con el Atlántico.

Evidentemente, las nuevas comunicaciones ferroviarias del siglo XX relegaron la infraestructura a un segundo plano. El Canal fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, siendo en la actualidad una de las mejores formas alternativas de hacer turismo o cursos de francés en Francia.

¿Quieres saber más sobre Francia?

¿Quieres estudiar francés en Francia?

Cursos intensivos en Francia Año Académico en Francia

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
The following two tabs change content below.
De profesión comunicadora, pero los viajes y los idiomas son mi pasión. Nunca pierdo la oportunidad de viajar a un nuevo destino o aprender otras lenguas, y menos aún de escribir sobre ellas.
Categorías:Viajes
Tags:

Dejar un comentario

Ten en cuenta que debido al proceso de moderación de comentarios, tu comentario podría tardar en aparecer.

Publicidad

SHEFFIELD CENTRE

¿Quieres aprender idiomas?

  • En España
  • En el extranjero

Encuentra tu curso de idiomas

Estudia o trabaja en el extranjero