Menu

Alcatraz, la isla-fortaleza

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

isla de Alcatraz
San Francisco es uno de los destinos predilectos para los cursos de ingles en Estados Unidos. En su bahía se encuentra Alcatraz, un islote yermo y rodeado por frías corrientes de agua, cuyo nombre original “Isla de los Alcatraces”, procede del explorador español Juan Manuel de Ayala, que la descubrió en 1775. Su aislamiento propició que en 1853 el ejército de los Estados Unidos iniciara la construcción de una base militar, constituyéndose en la fortaleza de referencia para proteger California ante la incipiente fiebre del oro. Alcatraz se convirtió en la primera prisión militar para condenas de larga duración durante la Guerra de Secesión en 1861, pero no se utilizó para prisioneros civiles hasta 1934. En aquéllos años la Mafia nadaba como pez en el agua tras el crack bursátil del 29 y la Gran Depresión, afectando la corrupción a amplios sectores de la sociedad americana. Ese año, el ejército delegó el control de la isla al Departamento de Justicia, que utilizó la prisión no sólo para detener a los criminales más peligrosos, sino también como escarmiento e icono de la dureza del país hacia el crimen organizado. Alcatraz albergó a 1.545 presos hasta su cierre en 1963, siendo sus “huéspedes” más ilustres Al Capone, George “Metralleta” Kelly o “El hombre pájaro”.

Alcatraz-Broadway

Galería Broadway

La prisión estaba equipada con detectores electromagnéticos y emisores de gas lacrimógeno, permitiendo supervisar las actividades de los reclusos en todo momento desde las galerías. Todas las posibles rutas de escape estaban tapadas con hormigón, e incluso si un recluso conseguía escapar a las defensas humanas, todavía debía enfrentarse al recurso natural más formidable: la gélida bahía de San Francisco. En toda la historia de Alcatraz como prisión intentaron escapar 36 presos. Aunque sólo dos fueron declarados oficialmente ahogados, se supone que cinco más murieron durante los dos kilómetros a nado que separan la isla de tierra firme, seis fueron abatidos por los guardias y otros 23 fueron capturados.

Fuga de AlcatrazA la llegada de los reclusos al centro una contundente explicación del alcaide dejaba clara la situación: “Tienes derecho a alimentación, vestido, cobijo y asistencia sanitaria. Todo lo demás es un privilegio que deberás ganarte”. Cuando Capone solicitó las mismas atenciones que había disfrutado en el penal de Atlanta (teléfono, máquina de escribir, secretario, alfombra roja, radio y compañía femenina esporádicamente) el funcionario le espetó que a lo único a lo que tenía derecho era a una cama de acero con colchón, una mesa plegable, una silla, dos estanterías, un lavabo y una taza de váter. Aquélla breve charla marcó el inicio del mito de Alcatraz. La norma decía que ningún preso sería confinado en la isla tras su sentencia, debiendo pasar previamente por otro centro penitenciario. Se trataba de que el miedo provocado por la isla-prisión sirviera de bálsamo para el resto de prisiones, donde la conducta mejoraría ante el pánico a ser trasladado a Alcatraz.

Los primeros años de la isla se conocieron como los años del silencio, en los que no se podía hablar, silbar o cantar y sólo se permitía comunicarse con otros internos durante tres minutos por la mañana, tres por la tarde y dos horas los fines de semana.

Su reputación como fortaleza inexpugnable ha propiciado películas desde “King of Alcatraz” (1938) protagonizada por Anthony Quinn hasta “Seven Miles from Alcatraz” (1942), así como “Fuga de Alcatraz” (1979) y “Terror on Alcatraz” (1986) ambas de Clint Eastwood. “El Hombre de Alcatraz” (1962) y “La Roca” (1996) de Sean Connery, Nicolas Cage y Ed Harris están consideradas como las más fidedignas.

¿Quieres saber más sobre San Francisco?

¿Quieres estudiar inglés en California?

Cursos intensivos en Estados Unidos Año Académico en USA

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
The following two tabs change content below.
De profesión comunicadora, pero los viajes y los idiomas son mi pasión. Nunca pierdo la oportunidad de viajar a un nuevo destino o aprender otras lenguas, y menos aún de escribir sobre ellas.
Categorías:Viajes
Tags:

Dejar un comentario

Ten en cuenta que debido al proceso de moderación de comentarios, tu comentario podría tardar en aparecer.

Publicidad

SHEFFIELD CENTRE

¿Quieres aprender idiomas?

  • En España
  • En el extranjero

Encuentra tu curso de idiomas

Estudia o trabaja en el extranjero